Sur de Inglaterra

En este precioso viaje por el condado de Somerset visitamos  lugares misteriosos como Stonehenge, ciudades cargadas de historia como Bath, incluso disfrutamos del sol y el mar en Brighton.

Transporte: A parte del vuelo BIO-LHR todo el recorrido por la campiña inglesa lo hicimos en transporte público, trenes y pequeños autobuses.

Alojamiento: Nos alojamos en Youth Hostels, teníamos el carnet internacional con el que te hacen descuento, así que lo aprovechamos bien.

termas-romanas-bath-1
Termas Romanas Bath

BATH fue nuestro primer destino. Llegamos en tren desde Victoria Station en un viaje de 1.30 h. Al llegar nos encontramos una preciosa ciudad famosa por sus Termas Romanas. Visitamos las instalaciones que albergan el único manantial de agua caliente en toda Gran Bretaña. Dicen que ya lo conocían los celtas, y que los romanos lo perfeccionaron, construyendo un templo y los baños. En el s.XVIII se construyeron el resto de edificios.  Las mejores vistas se tienen desde la terraza. Entrada 15 £.

termas_romanas_bath
Terraza de las Termas, Bath

Al finalizar la visita disfrutamos de un paseo al lado del río Avon, cerca del Puente Pulteney. A mi me pareció una mezcla del Puente de los Suspiros y del Puente Vecchio ya que tiene tiendas por un lado y una elegante fachada de piedra por el otro. Allí nos sentamos a ver cómo la suave corriente del río baja por una cascada escalonada y los patos nadan relajadamente mientras nos comemos un bocata.

Al día siguiente la visita a la Abadía fue espectacular ! Nos sorprendió sobre todo por sus blancas bóvedas de abanico que junto con sus vidrieras hacen del edificio algo frágil y delicado. Magnífica. Os cuento un poco la historia del edificio: Se construyó, como siempre ocurre, sobre las ruinas de otro, había en el lugar una catedral normanda. Aquí se coronó al Rey Edgar, el primer Rey de la Inglaterra Unida, este hecho sentó precedente para la coronación de futuros Reyes y Reinas, incluida Elizabeth II. Es sin duda el mejor ejemplo de gótico tardío ó victoriano de toda Inglaterra. En la restauración del año 1865 se sustituyó el antiguo techo de madera por las magníficas bóvedas de piedra blanca que admiramos hoy en día ¡ Qué gran acierto ! La entrada es gratuita.termas-romanas-bath

Lo siguiente fue la visita a la bella The Circus con su particular estilo que parece una réplica clásica del Coliseo. Son una serie de edificios adosados de estilo georgiano que forma un semicírculo con un jardín en el centro. Desde allí fuimos al cercano Royal Crescent, que es similar al anterior pero formando una elipse, las dimensiones de ambas construcciones son impresionantes.

Ya que estamos en Royal Crescent entramos al Royal Victoria Park, el tiempo acompaña y visitamos también los Botanical Gardens. Allí el centro de visitantes es una réplica del templo romano de la diosa Minerva. Paseamos y disfrutamos de un picnic en la hierba, como los locales.

Desde Bath hicimos una excursión a una pequeña aldea medieval, Lacock. Aún existen edificios de los S.XIV y XV, me pareció que había hecho un viaje en el tiempo. Su Abadía ha aparecido en varias películas de Harry Potter. La Abadía también alberga un museo dedicado al “padre” de la fotografía moderna William Henry Fox Talbot que vivió aquí.

WELLS. Desde Bath cogimos un autobús que en 1h. nos dejó en Wells. Allí realizamos una breve visita. Se trata de la ciudad más pequeña de Inglaterra. Posee una imponente catedral gótica, Catedral de S.Andrés espectacular. Sus vidrieras medievales, algunas del año 1320 son algo único. El techo de la sala capitular, en forma de abanico está sostenido por una columna central con 32 nervios recreando la figura de una palmera. El conjunto escultórico que podemos ver está formado por reyes, caballeros y santos, la mayoría de ellos a tamaño natural. La visita merece la pena.

cathedral
Wells Cathedral

A los pies de la Catedral llega un callejón peatonal anexo a la misma que presume de ser la calle más antigua de toda Europa. Comimos en un pub cercano el famoso pastel de carne, no estuvo mal. Y nos dirigimos a nuestro siguiente destino que está tan solo a 8km.

GLASTONBURY: Es un pueblo cargado de historia, misterio y magia. Famoso porque se supone que allí está la mítica Avalon del legendario Rey Arturo y su supuesta tumba. La ciudad está llena de tiendas y puestos callejeros que venden artículos esotéricos, que espanta un poco, demasiado merchandising para que vayan de místicos.

En fin, dejamos todo eso atrás y nos dirigimos a visitar las ruinas de la Abadía que llegó a ser uno de los monasterios más grandes de Inglaterra. Después subimos la colina, que tiene un curioso sistema de terrazas y dominando la ciudad, en lo más alto, llegamos a la misteriosa Glastonbury Tour. Es lo único que queda de una antigua iglesia consagrada a San Miguel. He de decir que es curiosa y sorprende por su ubicación, además está hueca y se puede pasar bajo ella.

glastonbury
Abadia Gastonbury

Cuenta la leyenda que en las inmediaciones se encontraron allá por el año 1190 los restos del Rey Arturo y su esposa Ginebra que fueron considerados reliquias sagradas y se guardaron en la Abadía. También se dice que la isla fue la mítica isla de Avalon.

Al fin ponemos rumbo a nuestro siguiente destino donde está nuestro Hostel.  Aquí nos tocó vivir una experiencia curiosa. No daba crédito, a las 3 a.m. cuando dormía plácidamente en mi litera de habitación compartida, me despierta un alboroto, todo el mundo está saliendo en pijama de la habitación. Se oía a toda la gente bajando las escaleras. No entendía lo que pasaba. A esas horas mi cerebro estaba demasiado dormido como para entender inglés … Pero recordé el refrán viajero: “Donde fueres haz lo que vieres”. Y es que hasta que no sale todo el mundo, no se puede volver a entrar ! La verdad es que no oí ninguna sirena o alarma asi que me costaba entender qué pasaba. Nunca había vivido nada semejante, se ve que se toman la seguridad muy en serio estos ingleses, pero a mí me parecían ganas de fastidiar ! ¿No se podía hacer el simulacro a otra hora ?

salisburySALISBURY. Elegimos esta ciudad para visitar las ruinas de Stonehenge. En 2015 la famosa editorial Loney Planet la ha considerado como una de las 10 mejores para visitar.

Un lugar lleno de historia. Un placer recorrer sus calles llenas de pubs, restaurantes y tiendas disfrutando a la vez de la arquitectura de sus casas blancas con entramado de madera. Con ese gusto por las flores que tienen en Inglaterra, cada casa está adornada con multitud de flores, llenando la ciudad de colorido.

Su catedral conserva la copia más antigua de la Carta Magna, y eso … qué es ? Pues es el documento “precursor” de la Declaración Universal de Derechos Humanos, y tiene más de 800 años. Os cuento un poco la historia: Los barones de la época obligaron al entonces Rey Juan I, uno de los peores monarcas de la historia, a firmarla otorgando poderes al pueblo en un tiempo en que los reyes cometían toda clase de abusos. Se realizaron 250 copias, solo 4 se conservan y ésta es la mejor conservada.

En el interior de la Catedral también se puede ver el reloj mecánico más antiguo del mundo que aún funciona.

stonehengeEn la estación de tren de Salisbury se coge el autobús que nos lleva hasta las ruinas de Stonehenge, a 15 km. Construida hace más de 3.000 años es la estructura megalítica más famosa del mundo, Patrimonio de la Unesco, rocas de más de 40 toneladas y más de 4 mts. de altura que se disponen formando varios círculos. Aún no se sabe cómo ni por qué se construyó. Es imponente y sobrecoge estar allí, bajo su inmensidad. Llegó la hora de cerrar y no quería marcharme de este magnífico y misterioso lugar que siempre soñé conocer.

Al caer la tarde, cuando se van los turistas que han visitado Stonehenge, aparece una Salisbury demasiado silenciosa y tranquila, diría que un poco inquietante. Al día siguiente, dejamos atrás lugares cargados de historia y misterio para dirigirnos hacia la costa.

BRIGTHON nos esperaba con sol.

royal-pavillion-2
Royal Pavillion Brighton

La ciudad nos permitió disfrutar de las terrazas de pubs o restaurantes. Disfrutar de sus calles peatonales llenas de ambiente. De su paseo marítimo. Sentarnos en la playa de piedras y ver a los niños jugar. Aquí no hicimos gran cosa, relajarnos y disfrutar del sol y del mar. Aunque era Septiembre el tiempo era fantástico ! Lo bueno de esta ciudad es que se considera la playa de Londres ya que se encuentra a solo 1h. en tren. Eso le da un ambiente maravilloso.Nos acercamos al Royal Pavillion, impresionante edificio que fue residencia de verano de la familia real y parece un palacio indio ó árabe. Ahora es museo y se puede disfrutar, pero cuando fuimos nosotros no.

brighton
West Pier Brighton

Paseamos y fotografiamos mil veces la costa con el famoso West Pier. Una construcción histórica que fue abandonada a su suerte después de sufrir varios incendios. Fue sala de conciertos en los años 20. Es uno de los Edificios que incluyó en la Lista de Edificios de especial interés arquitectónico histórico. Pero una vez más el fuego acabó con él y no se pudo salvar porque la pasarela estaba derrumbada. Ahora es un esqueleto de madera que apenas se tiene en pie y a veces parece que flota en el mar.

A finales del s.XX se construyó Brighton Pier, un nuevo lugar de ocio que alberga un parque de atracciones, noria, montaña rusa y restaurantes en un sitio espectacular.

Otro de los días hicimos una excursión. Cogimos el autobús nº 12 rumbo a Eastbourne y en 1/2h. te lleva hasta los impresionantes acantilados Seven Sister Cliff que forman parte del Seven Sister Country Park.

http://www.sevensisters.org.uk/

seven-sisterEl autobús te deja a la entrada del parque, después tienes unos 15 minutos andando a los acantilados que se asoman al Canal de la Mancha formando un paisaje espectacular. Son 7 medias colinas verdes que en su parte más elevada se han partido longitudinalmente dejando ver su interior, de un blanco resplandeciente.

Cada una de las colinas tiene nombre y pueden recorrerse desde arriba e incluso bajar a las playas que no son de arena, sino, de piedras. Eso sí que impresiona, estar a los pies de estos gigantes y pensar que sube la marea y te quedas atrapado. Es una excursión sencilla porque no requiere gran esfuerzo, a cambio, las vistas son maravillosas.

Una hora en tren nos separa de Londres para emprender el vuelo a casa.