Estambul

Este viaje lo hice con unas amigas, pero me gustaría poder repetirlo con mi familia.

El día 6 de Diciembre pusimos rumbo a Estambul, la Turkish Airlines había inaugurado ese año el vuelo directo Bilbao – Estambul, así que había que aprovechar… El vuelo nos salió por 149 € i/v, un verdadero chollo.

El vuelo, incluía comida, vino, aperitivos… una gozada. Y además tuvimos la suerte de poder ver el cráter del Vesubio desde el avión, un auténtica maravilla  !!!
El tiempo en Diciembre no fué excesivamente frío, 11-12 º, pero uno de los días nos llovío todo, todo, todo y más.

Nos alojamos en el Hotel Nena, con vistas a la mezquita azul desde el comedor de desayunos, a 5 minutos andando de Santa Sofia, del gran bazar y a unos metros de la parada del tranvía Sulthanamet.
La habitación y el desayuno estupendos, y el trato de personal, impecable, super atentos en todo momento y dispuestos a ayudar. Genial !!!

Dulces en Istikal

En el hotel nos dieron varias tarjetas del hotel muy recomendables para mostrar a los taxistas, porque la verdad, varios días volvimos desde Istikal en taxi y nos fue de mucha ayuda entregársela al taxista, sobre todo porque en el dorso de la misma había un pequeño mapa con la situación del hotel.

Torre Gálata

Otra recomendación que nos dieron en el hotel, negociar el precio del trayecto antes de subir al hotel, nosotras dimos con un taxista super honesto, negociamos 15 TL porque nos dijeron en el hotel que no pagáramos más y al dejarnos en la puerta del hotel, le entregamos las 15 TL pactadas y el taxista nos devolvió 5 TL.

El itinerario que realizamos fué el siguiente:
1º día.Llegamos a las 6.30 y por cortesía del hotel, nos fueron a esperar al aeropuerto en un minibus, con bebida y aperitivo incluido. Nada más llegar al hotel y dejar las maletas, nos ofrecen una bebida en el hall y a continuación nos dan una pequeña charla, en ingles, con recomendaciones a tener en cuenta durante nuestra estancia.

A continuación, cogemos el tranvía en la  parada Sulthanamhet, que se encuentra como a 100 mt. del hotel.
Santa Sofía

Nos bajamos cerca de Torre Gálata y vamos subiendo hasta encontrar la calle peatonal Istikal, llena de tiendas modernas, pastelerías y restaurantes.

Cenamos en un doner nuestro primer kebab, pero nuestra sorpresa fué mayúscula cuando vemos que no nos ponen salsa y cuando la pedimos, nos traen mayones y ketchup, en fin, no hemos acertado.
En una calle paralela a Istikal, que se llama Nevizade y se encuentra justo detras del Pasaje de los Flores, llena de restaurantes y también peatonal, nos tomamos unas ricas cervecitas en la terraza, que aunque estaba lloviendo, la tienen preparada con un toldo, estufa, manta y todo lo que necesites.

2º dia.- Empieza nuestro verdadero recorrido por la ciudad, lamentablemente está jarreando, lo que hace que modifiquemos el recorrido que teníamos planeado.
Visitamos primero Santa Sofía, absolutamente magnífica, sin colas para entrar, porque llevávamos las entradas desde aquí, de todas formas como fuimos a primera hora no habia mucha gente. El precio conjunto de las entradas a Santa Sofia, Palacio Topkapi y Harem del palacio, fue de unos 28 €.

La visita al Palacio Topkapi, deslució mucho la por la lluvia, no pudimos disfrutar de las terrazas con vistas al Bósforo y el tiempo era muy desapacible.

Al salir visitamos tamb

Basilica Cistern Istanbul

ién laCisterna que está a la izquierda de Santa Sofia, una visita sorprendente.

Buscamos un sitio típico para comer, barato y la comida rica.

Una vez que re

Grand Bazaar

ponemos fuerzas, nos vamos hacia el Gran Bazar, lleno de tiendas multicolores y sin mucha gente. Realmente podemos disfrutarlo viendo los puestos y siendo atendidas con amabilidad.

A las 7 de la tarde cierran el Gran Bazar, con una puntualidad inglesa !!! y nos vamos a fumar una pipa de agua. En la antigua Madrassa  de una mezquita, está la calle Shultanamet junto a una de las salidas del Gran Bazar, se encuentra en un patio y se llama Corlulu Ali Paça, un lugar increible donde viajeros y lugareños  se mezclan en un ambiente único, lamentablemente se encuentra “abarrotada” y nos indican otra que se encuentra justo enfrente, cruzando la calle,

Santa Sofía

la verdad que es un cafe normalito, donde solo hay autóctonos, pero nos tratan de maravilla y nos pedimos 2 pipas con sabor de manzana.

 3º dia.- Amenece un día soleadísimo.
Nos dirigimos a visitar la maravillosaMequita Azul que vemos todos los días desde el comedor del hotel y que se encuentra frente a Santa Sofía.

Blue Mosque

Sobran las palabras, es una mezquita impresionante, maravillosa … Unas imágenes valen más que mil palabras.

Después el Bósforo, cogimos un barco que nos costaba unas 10 TL y el recorrido de 2 horas nos pareció suficiente …

Compramos los billetes en el mismo barco que estaba a punto de salir cuando llegamos y nos disponemos a disfrutar del viaje en barco por el Bósforo.

Tener cuidado porque intentan venderte pasajes mucho más caros en barcos para pocas personas.

Bósforo

Al terminar la excursión en barco y tal como nos habían recomendado, nos comimos el famoso bocata de caballa en el muelle de Eminou, y parece que acertamos con el sito, que era el más “típico” y autóctono que había.
El bocata rico, rico y barato, con bebida 2,5TL.

Una vez repuestas las fuerzas, visitamos la Mezquita de Rüstem Pasa, pequeña, discreta y totalmente decorada con azules azules, está situada al lado del Bazar de las Especias, que visitamos a continuación.
Por cierto, igual por ser Viernes nos vimos envueltas en un “atasco” humano agobiante y decidimos salir de allí cuanto antes, eso si con cierta dificultad.

Visitamos también la Mezquita de Yeni Camii ó Mezquita Nueva, al otro lado del Bazar y del puente Gálata, superbonita.

Bazar de las especias

Decidimos subir hasta la Mezquita de Suleymaniye, que ciertamente está sobre una colina y vamos viendo partes de Estambul, nada turisticas, pequeños talleres, callejuelas … y al final la gran Mezquita rodeada de jardines y con bonitas vistas sobre Gálata y el Bósforo.

4º Día.- Vamos a cruzar a pie el PuenteGálata y subir a la Torre, el día está algo soleado así que disfrutamos del paseo y de las vistas que hay desde la Torre, por cierto,  al final del puente hay pescadores y también está el mercado del pescado, en el que hay una zona habilitada como comedor detrás de cada puestecito.
La verdad es que las vistas desde la Torre Gálata www.galatatower.net/english/ merecen la pena, arriba hay un bar restaurante, para turistas claro, y además por un precio económico ofrecen cena-espectáculo de los “derviches danzantes”. Creo recordar que con bebida ilimitada. Estaría bien para ir a cenar, pero ya tenemos otros planes.

Cogemos el funicular para subir a la parte alta y callejeamos haciendo compras, eso sí, esta vez tiendas de ropa moderna y de diseño, en Istikal.

 

Cruzamos otra vez el puente y en la estación de autobuses, buscamos el A99 que nos lleva a Eyup, el viaje, que realizamos casi sin paradas, dura a penas 20 minutos, y el autóbús nos deja enfrente de la Mezquita, aquí el ambiente es muy devoto, e incluso vemos a un niño pequeño ataviado con el traje típico blanco y el gorro rojo.
Subimos andando por el cementerio hasta el famoso mirador de Pierre Lotti, allí tomamos un te de manzana y descansamos. Al bajar del mirador probamos unos productos típicos de panadería y la famosa bebida fermentada que no nos gusta a ninguna, son como unas natillas que se han cortado. Vemos una oficina de turismo y muy amablemente las chica nos explica qué autobús debemos coger para ir a visitar el Museo Bizantino Chora, que se encuentra muy cerca de la muralla de la ciudad.

Chora

La iglesia se encuentra rodeada de casitas de madera pintadas de colores, hay también alguna tienda de recurdos y alguna terraza, pero el tiempo no acompaña y no nos quedamos. El interior de Chora, una pequeña joya bizantina, llena de mosaicos y frescos, es impresionante.
Al salir de Chora, visitamos otra mezquita que no teníamos previsto visitar pero que nos impresionó también, estaba vacía, muy bien iluminada y tenía una alfombra roja, impresionante !!!!

Una vez terminada la visita cogemos otro autobús para volver a Eminou, por el camino, vemos el acueducto, el autobús va por una larguisima y curiosa calle en la que a un lado hay escaparates de trajes de novia y en el otro lado, ropa de fiesta para los invitados, muy entretenido el recorrido, sobre todo para verlo desde el autobús.

Una vez que llegamos a Eminou, vamos en busca del Bazar Arasta, www.arastabazaar.com/  que se encuentra por detrás de la Mezquita Azul, es un Bazar también cubierto, y lleno de tiendas donde realizamos las últimas compras del viaje.

Ya para finalizar … un bañito turco en el hamman Çemberlitas para quedarnos como nuevas, una experiencia totalmente recomendable, el sitio superlimpio y confortable, todo de marmol blanco y madera.

Luego una cenita especial, por ser la última, en la que probamos el típico cordero en olla de barro, con espectáculo del camarero incluido !!! Y fin del viaje …

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s