Roma, imprescindible

Piazza Venezia_columna_Traiano_romaEs difícil hablar de Roma, parece que se ha dicho ya todo. Salvando las distancias, me ha ocurrido como con Nueva York, que aunque la haya visto mil veces en fotos, películas y demás …  me dejó boquiabierta. Eso sí, da la impresión que hemos llegado 2000 años tarde. Me hubiera encantado ver los foros imperiales en su esplendor, y el Coliseo abarrotado de gente.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Por eso, no hablaré del pasado de Roma, ni de su historia. Solo del presente, una escapada a Roma en otoño del 2017.

Lo primero que voy a decir es que no he visto tanto turista ni en Londres ni en N.York., quizás las colas para subir a la Torre Eiffel se asemejan a las que hay para visitar la Basílica de San Pedro en el Vaticano. Está saturada de turistas, da igual la época del año en la que vayas, eso es lo que nos dijo la guía. Pero eso no le quita ni un ápice de belleza.

A continuación, describo el recorrido que hicimos cada día.

1º DIA: Llegamos al aeropuerto de Fuimicinio a las 14h., para trasladarnos a Roma usamos una invitación que nos habían enviado al reservar la visita guiada al Vaticano con la agencia GetYourGuide. En el mail, venía todo muy bien explicado. Buscamos la dársena H que era la indicada y allí estaba el autobús,  directo a Termini.

Foro de Trajano y Foro NervaDejamos el equipaje en el hotel que estaba al lado del Coliseo y salimos. Nuestra intención era ir a cenar al Trastevere. De camino vimos el Coliseo con el Arco de Constantino que es impresionante. Caminamos hacia la imponente Piazza Venezia dejando a nuestra izquierda el Foro Romano y a la derecha el Foro de Nerva, el Foro de Augusto y el de Trajano con la bellísima columna de Trajano. Más tarde, vimos esta zona de la ciudad iluminada y la columna de Trajano es incluso más bella cuando está iluminada. Es una zona realmente monumental, a cualquier hora del día o de la noche.

Al llegar a Piazza Venezia subimos al Monumento a Vittoriano Emanuelle II , considerado padre de la patria porque fue el “unificador” de la Roma moderna tal como la conocemos ahora. Subimos sus enormes escalones y fuimos al balcón posterior que tiene unas increíbles vistas sobre el Foro Imperial Romano.

mejores_vistas_roma_rooftopDesde ahí fuimos en busca del Teatro di Marcello que fue el primer anfiteatro construido en Roma, 83 años antes que el Coliseo. Alrededor del Teatro se encuentran el Templo de Apolo y el Pórtico de Ottavia construido en el S.II a.C. Esta zona se conoce como Campo de Marte y era donde acampaban las legiones romanas, ahora se le conoce también como barrio judío y detrás del Teatro de Marcello podrás ver la Sinagoga.

Teatro di MarcelloNos dirigimos hacia el río Tiber para cruzarlo por el Puente Fabricio (año 62 a.C.) lleganis hasta Isola Tiberina, la atravesamos y llegamos así al barrio de Trastevere. Un barrio de calles estrechas, llenas de restaurantes y mucho ambiente. Nos encantó. Buscamos una terraza de restaurante en un pequeña plaza tras cruzar por varios callejones abarrotados. El sitio en cuestión se llama “La Caseta de Trastevere” con buena cerveza y una pizza de la casa, excelente.

Después de cenar cruzamos el Tíber por el Ponte Sisto y llegamos hasta Campo de Fiori.

ruinas_area_sacra_romaSeguimos paseando para encontrarnos con el Area Sacra donde están las ruinas romanas  más antiguas. En esta zona se encontraban 4 templos y el teatro y la curia de Pompeyo, donde se supone que fue asesinado Julio Cesar. Es una pequeña zona a medio excavar. Hoy en día solo quedan en pie unas cuantas columnas, así que, en mi opinión, no merece la pena que te desplaces hasta aquí solo para verla, sobre todo si es tu primera visita o vas a estar pocos días en Roma.

Panteón de Agripa_Roma2º DIA: Por la mañana hicimos una visitada guiada gratuita en español. En Roma, no hay tours de Sandeman’s, hay otras compañía, este es el enlace del tour que hicimos nosotros: https://www.romatourgratis.com/tours-gratuitos

Fontana_di_TreviNo nos gustó tanto como los tours que hemos hecho en otras ciudades. Me pareció bastante flojo, claro que todo depende de la persona que realice el Tour.

El recorrido no estuvo mal,  fue el siguiente: Piazza Barberini, Fontana di Trevi, Panteón, Piazza Navona, Castillo S.Angelo y el Vaticano.

Ya que estábamos en el Vaticano, nos acercamos a comer pizza a un lugar que nos recomendaron. Y, no exagero si digo que fue la mejor pizza “al taglio” (al corte) que comimos en Roma. El sitio se llama Alice Pizza.

Después, volvimos al centro, y entramos a todas las iglesias que encontramos a nuestro paso, que no fueron pocas. Todas magníficas.

A última hora de la tarde, nos acercamos paseando al Pantheon de Agripa y la Piazza di Pietra, donde se encuentran los restos del famoso Templo de Adriano. Sus columnas tienen un tamaño enorme, 15mts. de altura, impresiona verlo “encajado” en una plaza tan pequeña. Está adosado a un edificio del s.XVII que funcionó como la Bolsa de Roma.

Salimos de la plaza y nos encontramos con la Iglesia de San Ignacio de Loyola y entramos. Espectaculares frescos los que allí encontramos. Roma, es así, te vas encontrando maravillas por cualquier rincón de la ciudad.

3º DIA: Por la mañana visitamos el Coliseo. Compré la entrada “Coliseo con Audioguía + Foros imperiales y Monte Palatino” (válida para 2 días) a través de su página web:  https://www.tiqets.com/es/. Es muy cómodo porque no tienes que llevarla entrada impresa, con llevarla en el móvil es suficiente, el precio fue de 21,50 € por persona.

interior del Coliseo_romanoA las 8,30h. de la mañana cuando abren el Coliseo estábamos en la puerta. Estuvimos allí, disfrutando de la visita, sin apenas gente, hasta las 10 h. que es cuando se empezó a llenar y decidimos marcharnos a la cercana Iglesia de San Pietro in Vincoli (San Pedro encadenado, aquí se encuentran las cadenas con las que fue encadenado San Pedro en Jerusalén según cuenta la leyenda). Lo más importante es que se puede ver la famosa escultura del Moisés de Miguel Ángel, que forma parte del Mausoleo del Papa Julio II.

Después fuimos paseando hasta la grandiosa Piazza della Repubblica. Con su fuente Acqua Felice en el centro y la impresionante Iglesia de Santa Maria de los Angeles y los Mártires, construida sobre las Termas de Diocleciano. Grandioso todo ello.

A un costado de la plaza se encuentra el Museo Nacional Romano con los mosaicos y frescos mejor conservados del mundo, pero estaba cerrado por ser lunes.

Foros imperiales romanos desde monte PalatinoRegresamos por la Plaza del Quirinale y después de comer, descansamos un poco hasta que a las 17h. fuimos a visitar los Foros Imperiales, hay unas vistas maravillosas al atardecer desde el Monte Palatino.

Cuando terminamos el paseo, nos acercamos a la Fontana de Trevi, porque en la Iglesia Santi Vincenzo que hace esquina con la Plaza de la Fontana, había un concierto de música clásica gratuito. Una gozada. Ya de noche, vimos como se iba vaciando la Plaza y pudimos disfrutar sin gente de la Fontana de Trevi.

Fontana di Trevi_visita_nocturna

4º DIA: Visita guiada a los Museos Vaticanos incluida la Capilla Sixtina y Basílica de San Pedro. Si vas por tu cuenta, y solo quieres visitar la Basílica (es gratuita como todas todas iglesias de Roma) prepárate para esperar más de 2 h. para entrar.

Os podéis imaginar que es una visita muy masificada, lo digo para que nadie se lleve una desilusión.

entrada_Basilica_San Pedro_el VaticanoSalimos del Vaticano hacia la Piazza del Popolo (plaza del pueblo en castellano). Subimos por detrás de la iglesia Santa Maria del Popolo hasta el mirador del Pincio y pudimos disfrutar de una de las panorámicas de Roma. Seguimos el paseo hasta llegar a la Iglesia Sta. Trinitá dei Monti, famosa por encontrarse en lo alto de la escalinata de la Piazza di Spagna, la iglesia es famosa también por sus célebres frescos. Por dentro es coqueta y pequeña, o eso nos pareció después de pasar la mañana en el Vaticano.

Estuvimos sentados en las escaleras hasta que se puso el sol y entonces bajamos a recorrer las calles que rodean la Piazza Spagna, donde están las tiendas de super lujo de la ciudad. Volvimos por la Via del Corso hasta nuestro hotel. Esta calle está llena de tiendas aunque no tan caras como las anteriores.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

5º DIA: Nos quedaba solo medío día para estar en Roma, y lo íbamos a dedicar a visitar algunas de las iglesias más antiguas de Roma, a la vez que nos acercábamos a Termini. Visitamos la Basílica de San Giovanni in Laterano, la de San Clemente de Letrán, la Basílica de Santa Práxedes (maravilloso mosaico) y cómo no la de Santa María Maggiore. Vimos una tras otra, en el orden que os he comentado y siempre salíamos pensando que no podía haber otra que nos sorprendiera, pero la siguiente era diferente e incluso mejor que la anterior. Son increíbles. Pudimos ver frescos y mosaicos maravillosos. Nuestra despedida de la ciudad no pudo ser mejor.

vista panoramica_Roma_monte palatinoY como no nos fiamos del tráfico en Roma, para no tener ningún imprevisto, cogimos un tren rápido hacia el aeropuerto. Sacamos el billete en las máquinas que hay en la estación de Termini. Es muy cómodo y rápido, en 1/2 h. te deja en el Aeropuerto, no hay ni que salir a la calle, pasas directamente del andén a la terminal del Aeropuerto.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El transporte en Venecia

Venecia está construida sobre una laguna, y el tráfico rodado no existe. Los canales hacen las veces de carreteras. Aunque parece increíble, solo puedes moverte por la ciudad en transporte marítimo o andando. Ni siquiera se permiten bicicletas.

Cada casa, palacio o mansión tiene su embarcadero y su barco en la puerta, algo así como una Miami medieval.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Todo el transporte y abastecimiento que se realiza diariamente en cualquier ciudad del mundo, en Venecia se realiza en barco. Esto incluye servicios sanitarios, ambulancias, servicios fúnebres, distribuidores de cualquier índole (frutas, verduras, lavandería, materiales de construcción, textiles, etc.)

Como en cualquier ciudad del mundo, en Venecia también hay atascos !! Sí, has leído bien. Y es que algunos de los canales son tan estrechos y pequeños que hacen difícil la maniobrabilidad de las grandes barcazas. Tuvimos la suerte de poder ver todo este movimiento desde la ventana de la habitación del hotel. A primera hora de la mañana, comenzaba el espectáculo!! Y ahí estaba yo, sin poder dejar de mirar …

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Pero empecemos por el principio … ¿Cómo se llega a Venecia desde el aeropuerto? ¿Dónde se coge el barco? ¿Cómo llego al hotel?  Todo esto pensaba yo antes de ir.

Si aterrizas en el Aeropuerto Marco Polo, a unos 8 km. de Venencia, donde llegan la mayoría de vuelos, puedes elegir entre varios transportes. Lo mismo ocurre si llegas a Venecia a través de la estación de tren de Santa Lucía.

  • Autobús nº 5. Realiza el trayecto entre el aeropuerto y Piazzale Roma(Venecia) con varias paradas, el trayecto dura unos 40′. El precio del billete es de 8€.
  • Autobús de la compañia ATVO. Se trata de un autobús directo hasta Piazzale Roma (Venecia). Suele tardar unos 20′. El precio del billete también son 8€. Este es el que elegimos nosotros. http://www.atvo.it/es-venice-airport.html
  • Alilaguna. Se trata de un autobús acuático. Hay varias lineas, una de ellas llega hasta Pza. San Marcos, otra al Lido. El precio por trayecto unos 15 €. Hay autobuses cada 15′. http://www.alilaguna.it/es
  • Taxiacuático. Una opción más cara. Te recoge un transfer en el aeropuerto, te llevan hasta el barco y te dejan en el hotel. Es cómo porque no tienes que arrastrar el equipaje por los puentes de Venecia. Muchas compañías ofrecen este servicio.

Y ahora sí que sí. Si has elegido un Hotel que está lejos de Piazzale Roma o la Estación Santa Lucía, tendrás que coger un barco que te lleve al hotel. Tienes varias opciones :

  • Water-taxi. Es la opción de transporte más cara que puedes encontrar en Venecia. Son unas bonitas lanchas rápidas, alguna incluso parece sacada de una peli de James Bond. Dan ganas de montarse en una, pero el precio es muy disuasorio.
  • Góndola. Antiguamente las góndolas eran el medio de transporte habitual en Venecia, hoy en día han quedado como una atracción turística. Pero ¿ quién no ha soñado con un paseo en góndola? Prepara el bolsillo si quieres darte el capricho. La tarifa oficial es de 80 € por unos 40′ de paseo. Por la noche unos 100 €. Aunque siempre se puede negociar el precio.
  • Vaporeto. Es el water-bus de Venecia. La línea nº 1 recorre todo el Gran Canal de arriba a abajo. Desde la Estación de tren S.Lucia hasta la Plaza S.Marcos. Es una forma cómoda y barata de ver los palacios de Venecia asomados al Gran Canal y los puentes que lo cruzan. Hay bonos de 1 a 7 días con precios muy interesantes. Hay varias paradas a lo largo del Gran Canal, si te asomas a él, verás en el embarcadero unas marquesinas metálicas con una linea gruesa de color amarillo donde puedes subir o bajar del vaporetto.
  • Góndola. Antiguamente las góndolas eran el medio de transporte habitual en Venecia, hoy en día han quedado como una atracción turística. Pero ¿ quién no ha soñado con un paseo en góndola? Prepara el bolsillo si quieres darte el capricho. La tarifa oficial es de 80 € por unos 40′ de paseo. Por la noche unos 100 €. Aunque siempre se puede negociar el precio.
  • Traghetti. Es el transporte que usan los venecianos. Son unas embarcaciones similares a las góndolas aunque algo más grandes. El viaje cuesta unos 0.50 € y cruzan de una orilla a otro del Gran Canal. Hay 7 estaciones de Traghetti a lo largo del Gran Canal. Son fáciles de reconocer. El embarcadero tiene un cartel que lo indica.

Para conocer Venecia y descubrir rincones inolvidables tienes que recorrerla a pie, pero seguro que no puedes irte sin haber montado en alguno de los transportes marítimos que tiene la ciudad.

Puentes sobre Venecia

Venecia es la ciudad de los canales, pero también de los puentes. Este post es un homenaje a los puentes de Venecia. Sin ellos no podríamos disfrutar de cada rincón de esta increíble ciudad Patrimonio de la Humanidad que sólo se puede recorrer a pie o en barco.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Al ser una ciudad formada por más de 100 pequeñas islas son muchos los puentes que las unen y atraviesan los más de 200 canales. Te sorprenderá ver que hay puentes por doquier. Puentes pequeños, puentes con escalones, sin barandilla, de piedra, de madera, etc …. eso sí, todos ellos, peatonales.

Los más conocidos y bellos, a parte del Puente de los Suspiros, son los que atraviesan el Gran Canal. Vamos a conocerlos.

1.- Puente de la Constitución. Conocido como Puente de Calatrava, fue diseñado por el famoso arquitecto español. Construido entre 2002 y 2008 es el más nuevo de todos los que cruzan el Gran Canal. Su diseño moderno destaca en un ciudad con una riqueza artística urbana sobresaliente. Su estructura tan innovadora ha provocado controversia en una ciudad donde la tradición arquitectónica es tan importante.

2.- Puente de los Descalzos. Uno de los que cruza el Gran Canal. En su origen fue un viejo puente de hierro. Es un puente de un solo arco hecho totalmente de piedra blanca de istria. Una roca caliza de color blanco sal que fue utilizada también para construir numeros palacios venecianos y enlosar la Plaza S.Marcos. También se le conoce por Puente de la Estación al estar junto a la estación de trenes de Santa Lucía. Conecta el barrio de Santa Croce con el Cannaregio.

3.- Puente de Rialto. Es el más antiguo de los puentes que cruzan el Gran Canal y uno de los más famosos. Fue construido por primera vez en el año 1181. Se encuentra al lado del Mercado de Rialto (mercado de pescado, frutas y verduras) del que toma su nombre. En el S.XV se construyeron tiendas a ambos lados del puente al que se accede a su parte más alta por unos escalones. Conecta la zona de San Polo con la zona de San Marcos.

4.- Puente de la Academia. Lo encontramos atravesando el Gran Canal junto a la Galería de la Academia uno de los museos más importantes. Una de las mejores vistas de la ciudad se tienen de este puente. El puente original, construido en 1854 era de hierro. Posteriormente se reemplazó por uno de madera al que en restauraciones posteriores se le han agregado elementos de hierro.

 

 

 

Burano

Burano es una pequeña y tranquila isla de la Laguna de Venecia.

UBICACION: Está situada a unos 7 km. al noreste de Venecia, cerca de la isla de Torcello. Realmente Burano al igual que Venecia no es una isla sino varias, en este caso, cuatro pequeñas islas unidas por varios puentes.

mapa-veneciaTRANSPORTE: Para llegar, la forma más fácil es tomar el vaporetto de la Línea 12 en la parada Fondamenta Nouve que está en el barrio de Castello. (ver mapa). ACTV es la compañía veneciana del transporte público de los vaporetto y otros transportes públicos tanto en la Laguna como en tierra firma. El trayecto dura unos 40 ‘. Puedes descargarte toda la información sobre las líneas que operan en la Laguna en el siguiente enlace.

http://muoversi.venezia.it/en/content/orari-servizio-di-navigazione-0

la-laguna-venecia-burano
Isla Saint Michele

Dejamos atrás Venecia y desde el vaporetto podemos contemplar a nuestra derecha la curiosa isla Saint Michele en la que únicamente hay una iglesia y el cementerio de Venecia.

POR QUÉ BURANO: Decidimos visitar Burano atraídos por los colores de las fachadas de sus casas al igual que los colores de las flores atraen a las abejas. Llegamos sobre el medio día y pasamos la tarde tranquilamente descubriendo sus canales hasta que empezó a anochecer.

burano-gondola-venecia
Barqueros en Burano

Si buscas sorprenderte con fastuosos palacios o plazas como las de Venecia, ésta no es tu isla. Si solo tienes un par de días para estar en Venecia, definitivamente esta no es tu isla. No es una isla muy turística, por lo tanto que puedes ver a la gente de Burano realizar sus tareas cotidianas, su tranquilo ir y venir y puedes disfrutar de paseos con vistas a la Laguna.

HISTORIA: La historia cuenta que las fachadas de las casas de Burano están pintadas de llamativos colores para que los pescadores las pudieran distinguir fácilmente desde el mar cuando regresaban a casa, a pesar de la intensa niebla que a veces cubre la Luguna dándole un toque fanstasmagórico.

burano-iglesia-casasQUÉ VER / HACER: El atractivo de Burano está es sus calles y su gente. Gente asomada a la puerta o ventana de su casa. Casas de pescadores, coloridas y sencillas. Señoras sentadas en una silla en la calle, tejiendo encaje y charlando. Niños jugando en el parque al volver del colegio. Familias preparando la cena en un barbacoa en la calle. Todo esto puedes disfrutarlo cuando el sol se pone en la laguna y los turistas vuelven a Venecia.

Como fruto de esa vida tranquila, existe una tradición antigua hoy convertida en arte : El maravilloso encaje veneciano (lace art). Lo verás expuesto y a la venta en los escaparates de Burano. Cuanto más caro, de más calidad.burano-iglesia

El encaje veneciano surgió en el S.XVI en el Renacimiento, ese período del resurgir artístico y cultural. Cuentan que se convirtió en un bien tan preciado como el cristal de Murano. Incluso los Reyes europeos hacían sus encargos a los artesanos de la isla.

El encaje se puede producir mediante dos técnicas diferentes:

  • Con aguja: Técnica derivada del bordado, y en la que no se utiliza ningún soporte físico más que la aguja e hilo. Se denomina también “punto al aire”. Solo se realiza en Burano.
  • Con bolillos. Se realiza sobre un cojín relleno de tela.

Si te interesa puedes visitar el Museo del Encaje situado en la Piazza Galuppi. Allí te contarán la historia de este bello arte y verás distintas reproducciones. Su famosa escuela se fundó en 1870 para salvar a este arte del olvido.

La iglesia de Burano o Chiesa di San Martino llama la atención por su torre o campanille algo inclinada. Fue construida en el s.XV.

Paseamos hasta que el sol se fue, entonces, regresamos a Venecia.

Milán

Fin de semana en Milán.

Milán es una ciudad pequeña y puede verse lo esencial en un fin de semana.

Lo primero que hicimos, después de comprar los billetes de avión, fué intentar comprar entradas para ver la Ultima Cena de Leonardo Da Vinci que se encuentra en Santa María delle Grazie, una pequeña iglesia-convento.

A través de la web http://www.milan-museum.com/es/ puedes seleccionar el día de la visita. Pues aunque miramos con más de 2 meses de antelación, ya no quedaban tickets !!!!! Así que daós prisa, ó confiar en la suerte …

Empezamos el viaje con un vuelo de Ryanair un viernes a la tarde desde Santander. Llegamos a media noche al aeropuerto y cogimos el autobús a Milán, hay cientos de ellos, elegimos el que primero salía, sin más. Según se llenaba un autobús, se marchaba, y ponían otro, estaban esperando a llevar a los pasajeros de los últimos vuelos del viernes.

Llegamos al VIVA Hotel Milano. No estuvo mal, aunque ahora está mejor, renovado y muy bonito. El desayuno rico, rico.

Nos desplazamos al centro andando porque nos gusta mucho “patear” aunque también se puede coger el tranvía. En el mapa superior poder ver los puntos de interés de la ciudad, que no son pocos:

  • El Duomo 
  • Teatro la Scala 
  • La última cena de Leonardo DaVinci 
  • Galería Vittorio Emanuele 
  • Quadrilatero d’oro
  • Laberinto del Castello Sforzesco 
  • Los canales de Milán 
  • Piazza Mercanti 

Lo primero que queríamos ver era la Opera, la famosa Scala de Milán, compramos una entrada que te permite ver el museo de instrumentos musicales ubicado en el mismo edificio de La Scala, es como un pequeño palacio, con una decoración recargada y rebosante de objetos. Aunque pasamos por los pasillos y diferentes salones con espejos de la Opera, no se puede acceder a los palcos a menos que vayas con un ticket a ver un concierto. http://www.teatroallascala.org/en/index.html

Después de la visita nos fuimos a las famosas galerías cubiertas de Vittorio Emanuel donde el lujo está a pie de calle aunque no al alcance de todos.

Desde ahí nos acercamos a Il Duomo. La preciosa catedral de Milán. Aunque era el mes de Mayo, hacía muchísimo calor. La visitamos por dentro y por su puesto, subimos al “tejado” es increíble pero se puede caminar por el tejado que es de piedra blanca, igual que la catedral.

Es alucinante estar ahí arriba, te puedes sentar tranquilamente en algún escalón y disfrutar de las vistas de la ciudad.

Al salir ya era tarde y comimos en una terraza frente al Duomo ¿por qué no? Queríamos disfrutar al máximo de ella.

Al aterdecer nos acercamos a Sta Maria delle Grazie, aunque no habíamos podido comprar las entradas queríamos verla por fuera ó entrar a la tienda de souvenirs. Entramos a preguntar y cuál no fue nuestra sorpresa cuando la chica de la ventanilla nos indica que es la Noche de los Museos y a partir de las 21h. se puede visitar la Ultima Cena de forma gratuita y en nuestro caso, fortuita. El único requisito era ser puntual.

Asi que callejeamos hasta que llegó la hora de visitarla. Y nos acercamos al Castello Sforzesco, al laberito y jardines.

Y llegó la hora de visitar la Ultima Cena, la verdad que no me impresionó mucho, pero es un trozo de historia. Y lo disfruté.

En la pared enfrentada está la pintura de Donato Montorfano, La Gran Crucifixión que pasa desapercibida frente a Da Vinci.

 Al salir aprovechamos que era la Noche de los Museos y visitamos también la Pinacoteca di Breda.

Al salir, fuimos por a cenar a una terraza de la zona de marcha, con sus callejuelas empedradas y las chicas con unos taconazos de vértigo !! qué mérito!!

Os dejo un enlace de Museos gratuitos para ver en Milán

http://www.guialowcost.es/museos-milan-gratis/

Al día siguiente por la mañana visitamos los canales de Milán, si, como lo oís, hay muchos rincones preciosos en el barrio de los canales Navigli. La construcción de estos canales duró 35 años, consistió en una excavación a lo largo de 90 km. gracias a la existencia de 25 valles.

Durante años tuvo numerosos problemas derivados de la mala construcción de los canales. Hasta que apareció en el siglo XV uno de los mayores genios de la historio, Da Vinci quien propuso la mejora de las presas, que convirtió esos canales en verdaderas rutas de acceso al centro de Milán e incluso conectó este centro con el Lago Como.

En el Museo de Navigli pueden apreciarse los bocetos y diseños de Da Vinci.

Naviglio Pavese es más pequeño pero también tiene cosas interesantes para ver, sobre todo hay una gran cantidad de restaurantes. todo este barrio ha tenido un auge turístico en los últimos años, convirtiéndose en punto de encuentro los fines de semana.

De hecho, nosotras, que estuvimos el domingo a la mañana, pudimos disfrutar la hora del aperitivo.

Naviglio Grande es para todos los públicos, y el Paves para los más jóvenes.

Después fuimos a visitar la Basílica de St. Eustorgio fundada en el año 329 a.C.

Comimos en una terraza allí mismo, y dimos una vuelta por las calles de tiendas hasta que tuvimos que ir al aeropuerto.

Nos acercamos al Quadrilatero d’oro que se encuentra entre las Vías Della Spiga, Sant’Andrea, Manzoni y Montenapoleone. Son unas callecitas estrechas y empedradas con pequeños escaparates y en su mayoría, pequeñas tiendas de grandes marcas : Chanel, Etro, Prada, Versace …

No nos dió tiempo a más, así que pusimos rumbo al aeropuerto.

Florencia y Pisa

FlorenciaNuestra escapada de cuatro días es una toma de contacto con Italia, sobre todo para los niños, que no han estado nunca allí, y están encantados pensando en la pizza y los helados

http://mappery.com/map-of/Florence-Map

Viajamos a  Pisa desde Santander, con Ryanair, aunque nos alojamos en Florencia.  Al llegar, en el mismo aeropuerto cogimos el autobús que nos llevaba a Florencia. Llegamos a media noche por eso elegimos un alojamiento que está cerca de la Estación St.Mª Novella.

El día que nos vamos de la ciudad , como salimos a las 8 h.de la mañana en tren desde la Estación de Florencia hacia Pisa, nos viene fenomenal la situación del hotel.

Sta. Mª del FioreEl alojamiento es más bien una pensión en el último piso de un edificio antiguo, con el ascensor antiguo de esos de hierro, que encantó a los niños y la recepción en el amplio pasillo.

Tenemos una habitación con 4 camas y un gran baño. Los techos son altísimos. Las camas cómodas. Y el desayuno no está mal. Muy buena relación calidad-precio, 3 noches con desayuno 275 € los 4, Hotel Joli.

El dueño ó encargado, muy amable, un señor mayor encantador. Nos mostró en el balcón un nido de golondrinas que sorprendió a los niños.

Florencia es una Piazza il Duomociudad donde todo está muy cerca y que se puede recorrer tranquilamente a pie, de echo, no cogimos ningún transporte para movernos por ella, eso sí, que conste que nos gusta caminar, y no paramos de hacerlo en todo el día, a excepción de las paradas obligadas a comer, sentarse en una plaza, en una iglesia ..

Baptisterio FlorenciaSorprende la espectacular Catedral de Sta. Mª del Fiore en la Piazza il Duomo, que no nos cansamos de fotografiar cada vez que pasamos por allí, de día o de noche.

Subir a la inmensa cúpula construida por Brunelleschi (cierra los domingos) es algo que merece la pena , pues permite observar de cerca las pinturas de la misma, que no se aprecian bien desde el suelo debido a la gran altura de la cúpula, eso sí, no es fácil, las numerosas y empinadísimas escaleras (463 en total) y un techo bajo en algunos tramos, además de la cantidad de gente transitando por las mismas hacen que la subida no sea apta para todos los públicos. No recomendable para niños pequeños ni para personas mayores que no estén en forma.

Después nos dirigimos a la Plaza de la Signoria, donde se encuentra el Palazzo Vecchio y donde hay reproducciones de famosas esculturas como el David de Miguel Angel, la fuente de Neptuno …. quisimos hacer una visita guiada al Palazzo pero no pudo ser, nos conformamos con recorrerlo por nuesatra cuenta.

A la izquierda del Palazzo se encuentra la galería Uffizzi, y a lo largo de la galería se llega a la orilla del río Arno, desde donde podemos ver y fotografiar el famoso Puente Vecchio.

Frente a la Estación se encuentra una de las Iglesias más bonitas de Florencia, Sª Mª Novella, que posee en el altar mayor unas pinturas maravillosas. Una gran plaza permite disfrutar de la Iglesia. Nos sentamos en las escaleras un rato mientras los chavales miraban a las palomas.

http://www.chiesasantamarianovella.it/

Iglesias FlorenciaOtra de las visitas que hicimos fué al Museo Galileo, donde se pueden contemplar instrumentos de medida utlizados por el mismísimo Galileo, y reproducciones de sus aparatos de medida y experimentos, habia un taller para los niños en la planta sótano, estuvimos un rato, porque pensábamos que era más práctico, pero era una charla sobre los dibujos de Galileo. y al no entender el idioma, los chicos subieron al museo. Yo me quedé un rato más y no se hizo nada práctico, era solamente una charla.

http://www.museogalileo.it/en/index.html

https://www.disfrutaflorencia.com/museo-galileo

Desde allí fuimos a visitar la Iglesia Santa Croce que se encuentra en una bonita plaza.

http://www.santacroce.firenze.it/

Cruzamos el río por el Ponte Vecchio para subir al atardecer a la Piazza le Michelangelo y disfrutar de las bonitas vistas de la ciudad y donde se puede ver otra reproduccion del David.Piazza le Michelangelo

Intentamos bajar en autobús, pero como no teníamos billete, no nos dejaron montar. No había ningún sitio donde comprarlo, asi que bajamos dando un buen paseo por la otra orilla del río Arno y cenamos cerca del hotel.

catedral de FlorenciaAl día siguiente pensamos en visitar la Academia, pero cierra los Lunes. Paseamos por las calles que llevan hasta la Piazza la República.

Encontramos también la casa donde nació Dante el escritor de la Divina Comedia. Paseamos por Florencia y al atardecer decidimos dar un paseo en coche de caballos, es una buena manera de descansar y a la vez seguir visitando la ciudad. El señor del carruaje, nos dio un montón de explicaciones y contó anécdotas de los monumentos. Muy recomendable.

Por cierto, no dejéis de probar los riquísimos helados italianos, de todos los que probamos, que fueron muchos, los más artesanales fueron los de la Gelateria Le Parigine, en Via dei Servi 41, a unos pasos de la Catedral, la distinguiréis porque tiene una vaca en la puerta y unos bancos para sentarse fuera, los más sorprendentes y ricos nos parecieron el de piñones y el de banana.

Baptisterio PisaAl día siguiente cogemos el tren hacia Pisa a las 8 de la mañana, el trayecto dura aprox. una hora.

Cuando llegamos está empezando a llover, aún así decidimos ir andando para ver las calles de la vieja Pisa, que como Florencia también está atravesada por el río. Por fin llegamos a la famosa Torre, la iglesia y Baptisterio. Compramos las entradas únicamente para subir a
la Torre (15 €) porque no tenemos mucho tiempo.La subida a la Torre es impresionante, está mucho más inclinada de lo que pensábamos, las escaleras empiezan a estrecharse según se coge altura, y además están gastadísimas y como llueve están resbaladizas … Hay que andarse con mucho cuidado. Porque a la vez que se sube, está bajando gente.

Desde lo alto de la Torre de Pisa
Desde lo alto de la Torre de Pisa

Antes de llegar a arriba se puede salir a un balconcillo, y al final de todo las vistas sobre la zona son preciosas. No tuvimos mucha visibilidad como podéis comprobar, pero mereció la pena subir.

Comemos en una cafetería que está justo en frente de la Torre y con vistas a ella.

Ya no tenemos más tiempo, así que cogemos un taxi y al aeropuerto.